miércoles, 21 de mayo de 2008

C'é sempre una forte idea di base

Hoy tuvimos en el doctorado una clase de esas que provocan que mis colegas peruanos digan "¡Qué lechera!" ... y piensen cosas que no deben repetirse... Tuvimos una clase con Peter Zumthor. Y quien no sabe quién es, pues que busque en la Wikipedia, que para eso está.

Voy a tratar de sintetizar las imporesiones del conversatorio y combinarlas con mis malísimos apuntes en "itañol" con plumón indeleble. Empezaré por hablar del suizo: alto, canoso, desgarbado y con ojeras. Todo un arquitecto. Cuando habla lo hace de manera pausada, pensando y como si saboreara cada palabra antes de hablarla, mientras mira por la ventana.

La arquitectura forma parte de un lugar, lo crea.
Él llega al lugar intenta sentir qué cosas hay en él, desde una perspectiva muy física. El saber ayuda, pero sobre todo, se debe amar el lugar. Se debe sentir placer y amar las cosas que se ven, incluso las cosas que no nos gustan.

Yo hablo con las palabras acerca de un lugar y nuestras imágenes son distntas.
Para transmitir las sensaciones de un lugar, PZ prefiere utilizar las palabras que los gráficos o maquetas. A veces los apuntes o dibujos no sirven para transmitir la esencia del lugar. En una oporunidad con un grupo de 12 alumnos, desarrolló un ejercicio en el que diseñaron una casa sin usar planos, apuntes o maquetas. Sólo describiéndose las sensaciones que se querían para cada uno de los ambientes.

No parto de un material, sino de un contexto: uso y lugar. ¿Qué cosa debemos hacer para crear este espacio, para este uso en este lugar?
Para aproximarse al lugar no hace falta un método... PZ odia los métodos y las sistematizaciones. Se tata de irse aproximando a la idea del lugar. Con el tiempo, cada uno va identificando las cosas mediante las cuales le saca el mayor provecho al entorno. Zumthor habla con las personas, busca un lugar en espacial y va enterándose de cómo es el lugar y de sus historias.

Ser uno mismo. De esta manera se puede alcanzar la sensualidad en la arquitectura.
Un arquitecto joven tiene ganas de hacerse ver y, por lo tanto, lo que hace no es necesariamente tan bueno como lo que hace un viejo, porque el viejo ya está en capacidad de decir "ésto es lo que yo se hacer".

En arquitectura hay luz y sombra; también hay sonido. Las formas del objeto arquitectónico no le interesan. Las formas se dan dependiendo del tipo de proyecto. Nacen del todo.

Leer a Goethe es más estimulante que leer un libro de arquitectura. Es más simple aprender de un oficio distinto.
Es bueno, entonces, rodearse de amigos quese dediquen a otra cosa, compositores, escritores, para entender cómo cada uno hace sus propias cosas.
Los textos sobre arquitectura son cerrados, no ayudan a proyectar.

Me gusta imaeginarme el lugar antes de ir a verlo y hacer el proyecto.
Se debe conservar lo naive de la primera aproximación.
Al ver el proyecto, PZ no ve una planta, un esquema o una maqueta. Ve un espacio, un objeto...

Yo le digo al cliente "etwas stimmt noch nicht... aún no sé qué es, dame un poco de tiempo."

Stimme Stimmung Stimmen

1 comentario:

  1. Quedan pendientes las fotos, que espero que las manden en estos días.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...