jueves, 3 de abril de 2008

El lugar más lindo de Roma (Quinta parte)

Con la arbitrariedad que me caracteriza - y un poco a modo de justo homenaje, ahora que me mudo - el lugar más lindo de Roma es el departamento Monterosso. El departamento donde vivo con Valeria.

Tal vez sea un poco exagerada esta categoría, pero luego de haber visto muchos, muchos departamentos en los que se alquilan cuartos a estudiantes, puedo garantizar que éste uno de los depas más lindos de Roma. De hecho, fue amor a primera vista esa tarde de octubre, aún con un poco de calor, que Valeria me trajo, me sentó en su sala y, por primera vez en la vida, discutí con ella de condiciones de alquiler.

El departamento (Scala 11, Interno 7, Terzo piano) es parte de un condominio de no se cuántos palazzi, pero ocupa casi toda una manzana, con jardines comunes muy bonitos y al menos 4 ingresos en las dos calles en ángulo. Hacia la Tuscolana, en la parte baja, hay tiendas; hacia la Nomentana, graffiti.

En cuanto al emplazamiento, lo mejor que tiene es que está a 50 metros de la metro... línea A, Giulio Agricola (General romano que llego hasta Inglaterra, no sean ignorantes y busquen en la wikipedia). Tiene 3 o 4 supermercados alrededor, un par de iglesias feísimas, y una cantidad impresionante de ambulantes que hace que, durante las tardes, caminar media cuadra tome un cuarto de hora.

El conjunto pertenece a ese período-estilo tan socorrido por la gente acá: dopoguerra (después de la guerra) y son departamentos pequeños, con 2 o tres dormitorios y balconcitos por todos lados. En este palazzo, gozamos de tener 3 fachadas, todas mirando hacia los jardines interiores.

Hace como un mes tuve la oportunidadde visitar el departamento de abajo, que no está remodelado... originalmente no eran la gran cosa: una sala comedor, una cocina diminuta, un baño con esas tinas con patas, y dos dormitorios, con unos fabulosos techos altos.

"Nuestro" departamento fue remodelado hace unos años. El muro que dividía el ingreso de la sala comedor fue tumbado, con lo que ahora es un espacio libre muy bonito e iluminado; la cocina, siempre diminuta, pero blanca estilo Ikea-te-resuelve-la-vida y un baño "moderno", reemplazada la tina por una ducha. ¿Qué más? Pisos de parquet, closets empotrados enormes y una decoración con muy buen gusto, obra de Valeria y sus gustos pop-posmodernos.

Es, verdaderamente, un bonito sitio para vivir; para regresar a él, cansada, luego de un largo día; para estar en el, en ratos más sedentarios...


Mi cuarto (solucionada mi vida con Ikea), es espacioso y blanco con azul. Desde la ventana, sentada en mi mesa, puedo ver cómo el sol de la mañana avanza sobre la fachada de al frente, y la copa de un árbol a mi derecha. Los días que hace viento siento que ese arbolito se me va a colar en el cuarto. Si me asomo, veo uno de los jardines abajo y, hacia la izquierda, la Tuscolana.

Me va a dar pena dejar esta stanza en este apartamento. Sobre el próximo ya escribiré cuando lo tenga y cuando mis afectos me lo permitan.

1 comentario:

  1. Me gusta la vista del cuarto, vistas que he visto del depa otras veces, la sala por ejemplo, y no sólo por dentro sino también por fuera, "catectizado" (léase tomado cariño o hecho suyo).
    Ojalá el nuevo lugar lo hagas "tuyo" también, como dicen en inglés, your home ... en esta nueva etapa..., con olores y todo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...