miércoles, 2 de abril de 2008

Entrada que da inicio a la etapa Roma 2.0

El único problema de mi estadía en Lima es que ya se acabó. Estuvo excelente y lo único que me da un poco de pena es no haber tenido más tiempo para ver a la gente que hubiera querido.

Ahora empieza una nueva etapa romana, con un poco menos de ilusiones y un poco más de know how. Si la primera etapa me enseñó a cocachos a cultivar la paciencia, espero que ésta me premie un poquito por haber hecho bien esa tarea.

¿Nuevas cosas? Ya empezaron las clases, ya me pagan la beca y en menos de dos semanas me mudo de departamento. El clima está mucho mejor y he descubierto que esos palos clavados inexplicablemente en las veredas son árboles, que en este tiempo loco llamado “primavera” florecen, reverdecen y se ven muy bien. Siento que la gente me sonríe más (¡¡hasta la cajera del supermercado!!)… no sé si es por el cambio de clima o porque ya aprendí a ignorar a los stronzi. Así como me encantó salir del avión en Lima y oler a mar, me gusta el olor del aire romano y el color de la luz en el edificio de al frente. Supongo que la nueva cosa más importante es un optimismo sensato, que poco tiene que ver con esa vehemencia frenética de mis primeros días en octubre. Éste, quiero creer, es un optimismo menos volátil.

¿Las cosas de siempre? Las calles siguen sucias, con el añadido de la propaganda política que nos inunda, el servicio de internet es una mierda, los romanos siguen hablando muy alto y el coliseo continua siendo fotogénico y posero a la luz del sol. La universidad no entiende que alguien quiera estudiar más de lo exigido, la pelusa se sigue acomodando en los rincones. Y el queso crema, luego de la tercera semana, se convierte en penicilina.

Veamos pues, in bocca al lupo para esta nueva etapa.

1 comentario:

  1. Dos líneas de metro a manera de cardus y decumanus, dos ejes que marcan el centro del mundo.
    Roma es, no en vano, la Ciudad Eterna.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...